20 ene. 2010

Sobre la tentación y el sueño




1
lento caminar
en tu bosque de cristal
buscando tu lugar
sin ver mas allá
del árbol, del lagar
de tu ambición de llegar
probando los frutos estás
sintiendo cada sabor en tu paladar
miras y anhelas sin parar


2
apurando tu paso
en zig-zag esquivando
te veo cuando marchas
por las sombras pasando
con plena inocencia
aceptas lo que hay
frente a ti, complacencia
tras la arboleda militar
con sabia ausencia


3
oye¡ la penumbra
las voces de sombras taciturnas
te susurran al oído
sigue, sigue tu camino
entre arbusto y hojarascas
vas deambulando
tu velo quitando
como desnuda de ánimos
corriendo y pensando


4
entre claros y tinieblas
en aquel follaje te nombra
la maldad vestida, se asoma
te llama, te acaricia y te asombra
de su fruto prohibido te convida
te dice: esta fruta te da vida
te anima y te domina
prueba mi dulce amiga


5
las manos ruinosas se arriman
la noche verde agua encima
el sonido de grillos te avisa
sal de aquella mentira
tú, que no ves los engaños
sin saberlo, al comerlo te haces daño
lo ves, lo tientas, lo sientes adentro
lo pruebas, lo saboreas, penetra tus adentros
y todo se cayó, la luna se apagó, el silencio estremeció


6
no sabes dónde estas 
sientes en el viento
tu suave dormitar
soñando ves tus ojos
deambulando sin parar
sonámbula del tiempo
recostada en aquel bosque de cristal
sola en el canto de buhos y lechuzas
tú que eres mi muza
estarás en espera confusa
soñando con tu principe
venga algún día a rescatar
siempre que te pueda encontrar


7
pasan los días, pasan las horas
pasan los fríos, la pasas sola
estado inmóvil de tu espíritu
aguardando el encuentro ya escrito
ansías el tiempo en que llegue
la esperanza de salvación
la absoluta anulación
de tu cárcel, de tu prisión
que es tu cuerpo, corazón


8
en una noche sin especias
una luz a lo lejos se presencia
un candil en la oscuridad
vestido de hombre resplandece
cual vela en las tinieblas 
las corre y las revela


9
se acerca a tu aposento carnal
mira absorto tu soñar
te ve suave y tersa
lisa, tranquila y única
no cree en sus ojos
la espera de ella unió sus caminos
el sabor amargo de aquel fruto
acabará pronto ese día nocturno


10
su rostro se acerca al tuyo
su respiración frente a tu gusto
el latir se hacen uno
los corazones se reclaman
en un grito sin voz profundo
el beso del que emanan
sólo con un beso el mundo se despierta
la luna cayó y brilló la noche
sus ojos de repente abrió


11
la noche se vuelca en día
la penumbra se hace claridad
la soledad del sueño agoniza ya su fin
porque se unieron dos almas en un sentir
despiertos están los dos
fundidos en su amor
todo el mundo se despertó
su beso transformó
el dolor se mudó
el sol
entre ellos
apareció

Texto: Diego Tisoni

Dibujo original: Mayra

GRACIAS AMIGA¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario