21 ene. 2010

Vómito de conciencia



Domingos sin pulmones ni vicios
desabridos y destartalados
sobrios de las soledades presentes
el lazo acechando mi cuello
colgando los ganchos plateados de mis brazos
suspendido en mi vida frente a tus ojos
flotando en las brumas azules del espacio
sin emitir sonidos, silencio de grillos esta noche
la ventana que da a la luna se corrió para ver las estrellas
estelas brillantes huyendo de mi boca loca
rejurgitan viejas y usadas verdades románticas 
discuto con vos cual sombra a la pared
enrolo mis frases en tonos pasteles
sin lírica monstruosa, los llantos pasionales
desafinado y descalzo
sonrío en la noche
escucho a la oscuridad saliendo de un rincón
no me convence la maldad del ser
no me inclino ante las falsas verdades
ni me engaño a mi mismo
no se echaron todas las cartas al viento
nadie escribió mi futuro
todavía guardo un as bajo la manga
sonrío en la noche
con la sabiduría mínima de un sombrero vacío
el protagonismo lo toman los  claroscuros
los tibios vomitan tibiezas inaceptables
ojalá te decidas por una calle nocturna
deja ya, de llorar por la soga caída
teje una telaraña con tus miembros
para atrapar tu futuro volando

No hay comentarios:

Publicar un comentario